InnovaEngine Nuestra Historia

Innova Engine SpA es un equipo integrado por ingenieros de formación, e innovadores por definición, cuyo compromiso y talento hacen la diferencia para visualizar estrategias, estructurar procesos, articular equipos e implementar innovaciones.

¿Qué nos limita a emprender? ¿Por qué nos cuesta hacer nuestros sueños realidad? Este concepto lo manoseamos o utilizamos cotidianamente en nuestra vida, sin detenernos a pensar realmente el tiempo que gastamos pensando en lo que nos gustaría hacer y cuánto tiempo realmente nos dedicamos a cumplir estos sueños.

Innova Engine SpA, nace a raíz de estas preguntas y con el objetivo de buscar soluciones a las problemáticas en las diferentes industrias que hoy no han sido resueltas mediante mecanismos tradicionales y que requieren una manera más integrada de abordar las problemáticas.

SOCIOS

Claudio Gacitúa Decar

MBA en la Diego Portales y Pompeau Fabras (España). Ingeniero Civil Industrial de la Universidad Técnica Federico Santa María. Su experiencia ha estado ligada al mundo minero y empresas relacionadas, tales como Codelco, Komatsu y JoyGlobal, donde se ha desempeñado como Subgerente de Desarrollo de Distribuidores en Latinoamérica, Jefe de Propuestas Comerciales por suministro de equipos y servicios. Tiene una amplia experiencia en análisis, evaluación e implementación de proyectos, así como la gestión de equipos de trabajo multidisciplinarios.

Felipe Gutiérrez López

Ingeniero Civil Electrónico mención Control Automático e Instrumentación de la Universidad Técnica Federico Santa María. Su experiencia ha estado ligado al mundo de la innovación, información y tecnología para sectores industriales. Se desempeñó como jefe de proyectos en empresas de tecnología en Australia y Nueva Zelanda (BBC Technologies y Griptech). Es Co-fundador de diversas empresas tales como Ecowave Technologies, Facepass, Visener e InnovaEngine SpA. Tiene un amplio conocimiento en generación de proyectos tecnológicos, manejo de software, lenguaje de programación y automatización.

Innova Engine no tiene un inicio claro, sino que se base en la combinación de un par de amigos universitarios que después de varios años ponen a disposición sus experiencias de vidas y laborales con el objetivo de crear y he aquí, la experiencia de uno de sus fundadores que avalan su éxito…

A los siete años de edad, se me ocurrió hacer un cilindro de cartulina cerrado con cinta adhesiva (del tamaño del dedo medio), coserle un algodón en un extremo, llenarlo con talco y cerrar el otro extremo con un tapón de algodón sujeto con cinta adhesiva “que permitía su apertura para un nuevo llenado”. Tomé mi invento y lo llevé al colegio. En un recreo lo saqué y empecé a fumar delante de todos mis compañeros. Cuando lo vieron mis compañeros, fue la sensación y todos querían que se los prestara.

En ese momento se me prendió la ampolleta y de vuelta a casa, me puse a construir cigarros falsos, trabajando arduamente el resto del día (me detuve solo cuando mi madre me envió a la cama a dormir).

Al siguiente día estaba ansioso por la llegada del recreo. Cuando tocaron la campana y se fue el profesor, saqué mis ocho cigarros y les dije a mis compañeros: “¡A 20 pesos el cigarro falso!”. Todos se abalanzaron sobre mí y los compraron todos. Qué buen momento!.

Inmediatamente mi incipiente cerebro de empresario comenzó a surgir y comencé a pensar en la producción para mañana. Construiría 10 cigarros diarios y para el fin de semana ya podría contratar a mi hermano para que me ayudara, iniciando así el proceso productivo de mi empresa. Luego, podría vender en los demás cursos y hacer crecer el negocio a límites insospechados.

A las 9.45 am, el timbre sonó avisando el fin del recreo. La profesora volvió y al ver que había ocho niños de siete años fumando tranquilamente en la sala de clases, acompañados de una grata charla matutina, se encolerizó y preguntó con esa voz entrenada para llamar la atención: “¡Quién hizo esto!”, a lo que todos mis compañeros respondieron al unísono: ¡Felipe!, apuntando sus dedos con mira láser y una precisión de franco tirador. Seguido a esto, y como era de esperar, los cigarros fueron requisados por las autoridades pertinentes, el dinero devuelto a los clientes y la veda de cigarrillos falsos fue impuesta, cerrando desde sus inicios una empresa emergente....

….pero como todo buen soñador y emprendedor, ese fue solo el comienzo.